sábado, 6 de octubre de 2007

Se me borró el :)

Mis amiguitas de biología se quejan de que no sonrío en las fotos. Piden una sonrisa. Quieren ver mis dientes. A mi me da vergüencita.

Hace como... muchos años, mi tía me prohibía sonreír en las fotos. Decía que se las arruinaba, ahora que recuerdo, también me hace acordar al relato de Casciari. Él hacía muecas, yo sólo tengo una horrible sonrisa, y una risa capaz de espantar a los más valientes (o no).

De ahí yo decidí que ya no sonreía, que eso no existía para mi, y entonces me llegaron estas palabras como balde de agua fría: "No le mientas a la gente Bruno, sabemos que sos terrible risueño, sobre todo cuando estas con unos tragos arriba y empezas a disertar sobre fecalomas y similares...". Aparentemente para reír tengo que estar hablando de mierda. Es horrible, espantoso, cruel. Voy a hacer llegar este mensaje a mis biolo-amigas, si tengo algo de suerte, alguna tendrá algún fetiche con la escatología y todo funcionará bien en el mundo. Deséenme suerte.

Quiero que sea verano. No, no quiero: tengo exámenes... quiero que la primavera dure para siempre.

2 comentarios:

Big Sal dijo...

Hello Bruno. I can't read your blog because I've lost my glasses. Ah, here they are.

I still can't read your blog!

Anyway, I'm sure it's great. Good post - it really made me laugh/cry/think.

Fernando Bernini dijo...

¡Sonreí!